¿Por qué aprender repostería saludable?

Si acabas de terminar una cena deliciosa y saludable y estás buscando algo para satisfacer tu gusto por lo dulce, debes saber que cada vez resulta más fácil aprender repostería saludable para tener algunas ricas recetas a mano que te ayuden a quitarte el antojo. 

Cuando leemos cualquier revista de salud o fitness casi siempre terminamos bombardeados con información de cómo el consumo de azúcar es negativo para nuestra salud. Esto nos hace pensar que la única forma de llevar un estilo de vida saludable pasa por eliminar completamente la ingesta de postres.

Pero, nada más lejos de la realidad.

Si te encanta el dulce, probablemente pienses que la vida no sería la misma sin poder disfrutar de postres como pasteles, galletas o helados. 

Desafortunadamente, los dulces que la mayoría de nosotros amamos a menudo se consideran poco saludables y suelen evitarse a toda costa. 

Anímate a comenzar porque existen muchos tipos de postres saludables que puedes hacer y están muy ricos.

Beneficios de aprender a hacer postres saludables

Hay esperanza para los amantes de los postres. Contrariamente a la creencia popular, el postre tiene beneficios para la salud.

  • Están llenos de nutrientes.
  • Ofrecen una oportunidad para incorporar más frutas a tu dieta.
  • Comer postres puede mejorar su control de peso.
  • Los postres te hacen más feliz.
  • Proporcionan energía.
  • Pueden mejorar tu digestión
  • Sientes que no estás a dieta.

¿Cómo elegir postres saludables?

Los postres no solo son deliciosos, sino que al escogerlos sabiamente también nos ayudan a mantener una dieta equilibrada. 

Comer sano no solo significa comer toneladas de verduras. De hecho, una elección acertada de postres e ingredientes puede ayudarnos a recibir la cantidad diaria de nutrientes que necesitamos.

Por ejemplo, podemos obtener la ración diaria de azúcares saludables de dos tazas de frutas y/o batidos de frutas. 

Los pasteles de queso, los helados y los parfaits proporcionan valiosas cantidades de proteínas y calcio. El requerimiento diario de calcio es de entre 1000 y 1200 miligramos. Una porción de media taza de helado de chocolate contiene 72 miligramos de este mineral esencial.

Cómo afecta la comer postres saludables en nuestra vida

Investigadores de la Universidad de Loma Linda hicieron que unos estudiantes comieran chocolate y respondieran un cuestionario de escala de estrés, percibido cada dos semanas, para investigar los efectos del chocolate en los niveles de estrés.

Al final del estudio, no solo todos los participantes se sintieron menos estresados, sino que también se sintieron más felices en general. 

Y como si esto no fuera suficiente para convencernos de que comer chocolate es excelente, los científicos también han confirmado que el chocolate amargo puede ayudar a prevenir ciertos cánceres, promover la salud cardíaca y contrarrestar la presión arterial alta.

El postre no solo es delicioso, sino que puede ayudar a mejorar nuestra salud y peso en general. Según investigadores de la Universidad de Tel Aviv, comer postre con el desayuno, como galletas o una rebanada de pastel, puede ayudar a perder peso y a mantener un estilo de vida saludable.

¿No te apetece el pastel temprano en la mañana? No pasa nada, también puedes endulzar tu desayuno agregando granola al yogurt o haciendo un batido de bayas y frutos rojos.

En el estudio, los participantes con sobrepeso que tomaron un desayuno con alto contenido de proteínas y carbohidratos que incluía un postre, fueron más capaces de ceñirse a la dieta que los participantes que comieron un desayuno bajo en calorías que no incluía dulces. 

“Los carbohidratos y las proteínas que se ingieren en el desayuno nos mantienen llenos durante todo el día y permitirnos algunos dulces nos ayuda a frenar los antojos de estos alimentos”, dijo la investigadora del estudio, la Dra. Daniela Jakubowicz, de la Universidad de Tel Aviv.

Se ha demostrado que comer una cantidad moderada de postre no solo te hace feliz sino que también es nutritivo. Además de consumir una dieta equilibrada de cereales integrales, verduras y proteínas, no debemos temer a incluir una cantidad moderada de postre saludables como parte integrante de nuestras comidas diarias. 

Entonces, ¿cómo podemos finalmente definir qué es un postre saludable? Un postre puede ser saludable si tiene algún valor nutritivo y sus ingredientes son naturales. Ni el azúcar, ni la mantequilla ni las harinas refinadas, son parte de ellos.

Estos postres podemos lograrlos a través de la sustitución de ingredientes base por ingredientes saludables. Si quieres aprender  a preparar postres sanos te invitamos a participar en el Curso de Iniciación a la Repostería Saludable de Eloisa Faltoni.

Para hacer postres saludables primero hay que aprender lo básico sobre los ingredientes, luego  buscar recetas y prepararlas al pie de la letra, adaptarlas o inventar recetas propias, en este campo tan variado solo es permitido no ser aburrido. Crear recetas fabulosas incluso con dos o tres ingredientes es posible si no se limita tu creatividad  y tus ganas de aprender.

Una vez sepas todo lo que necesitas para comenzar a preparar tus recetas de repostería saludable podrás impresionar a tu familia y amigos e incluso podrás montar tu propio emprendimiento y comenzar a vender tus ricos postres ayudando a otras personas a comer sano y ser felices.

¡Únete a la revolución de una vida saludable!

Deja un comentario